Blogging tips

viernes, 4 de agosto de 2017

Sara & Felipe





Un año y medio más tarde, me decido a contaros la boda de Sara y Felipe; y casi obligada, puesto que se avecinan otras dos y no quería dejar pasar más tiempo.

 Y es que no sabía como empezar a contaros una boda tan bonita y tan especial, no sólo por todo lo que ocurrió ese día y lo que se empezó a gestar muchos meses atrás, sino también por lo que representan para mi Sara y Felipe.

  Ellos, no sólo confiaron en mi para las invitaciones de boda, sitting, minutas, cartelería y toda la papelería de la boda, sino que me hicieron participe preguntándome y dejándose asesorar, lo que me hizo formar parte de ese día de una manera muy especial.

Por eso no tengo ni una sola foto decente hecha por mi, ya que no quería perderme detalle de nada; no quería perder ningún gesto de alegría, ninguna lágrima de felicidad ni ningún momento de emoción con los invitados, a cuya mayoría conocía por la cercanía y la estrecha relación que me une a Sara desde hace años. Son tantos momentos vividos junto a ella, que no imagino mi vida sin ella. Para mi es cómo una hermana.

   Así, que sin más, os enseño y os voy contando poco a poco. Ahhh!! Algunas de las fotografías son de Leticia Reig que ya se ha convertido en nuestra fotógrafa de cabecera y puedo decir que ha retratado algunos de los momentos más felices de personas a las que quiero.

Todos los diseños fueron impresos en la imprenta digital Ismael Miralles de Villarreal.


  Desde el principio tuvimos claro que la idea principal o lo que iba a dirigir el resto de creaciones iba a se la invitación. Después de algunos bocetos y algunas ideas, nos surgió el mandala como hilo conductor. El mandala, desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación de origen oriental, esto, unido a la elegancia de las formas que dibuja, es lo que Sara y Felipe buscaban.



Detalles de agradecimiento para los invitados


Cartelería del enlace

   

   
Minutas


Sitting de los invitados



El libro de firmas personalizado fue realizado por Dos de Tres y Sara imagino un rinconcito precioso para que los invitados dejaran sus palabras.








Detalles de la boda.

  

 La cuñada de Sara bordó un bastidor personalizado para las alianzas.


  Tanta ilusión  y tanta felicidad se reflejo en un día maravilloso.



¡Viva el amor!