Blogging tips

jueves, 27 de junio de 2013

La colla de Peppa Pig

Hoy os enseño un encargo que acaba de volar a su nuevo hogar. Un montón de simpáticas Peppa Pig y su hermano George. Una de ellas como veréis está personalizada. Espero recibir fotos con ellas.





Y el packaging con el que llegaran a su destino.




Que tengáis un buen dia!!


viernes, 21 de junio de 2013

Summertime




Por fin llegó, aunque parece que este año se ha ido al norte, con Brad Stark...jijiiii


Feliz comienzo de verano!!


martes, 18 de junio de 2013

Papeleria y otros detalles en nuestra boda

Hoy os enseño todos los detalles de papelería y diseño que hubo en nuestra boda. Creo que fueron una parte muy importante que ayudó a completar y armonizar todo lo que habíamos preparado. 

Como ya imagináis soy una "sherlock" profesional, y de ahí que haya conseguido esta bonita boda, investigando en todos los blogs y páginas web bodorriles y casamenteros. 
Gracias a todos los que publicáis vuestro trabajo. Por eso ahora yo también quiero compartirlo y si es posible, ayudar a otros. 

 A parte de agradecer a todas esas personas que compartan su trabajo, os cuento esto para que sepáis que no todo lo hicimos mi maridito y yo. Tuvimos otros geniales, magníficos y superprofesionales artistas que nos ayudaron y nos aconsejaron. 
Hoy el post está dedicado a ellos.

Comenzaré con nuestro "Save the date". Ya os lo enseñé en este post. Fué algo muy sencillo, pero con un gran resultado. Me gustaba la idea americana de anunciar el gran dia de esta forma. Tenemos amigos y familiares a los que no vemos habitualmente, y con el whassap y sms esta idea cobraba mayor importancia.
Para hacer las fotos utilizamos una app Cymera, que tiene unos filtros muy guays y además se pueden editar fotos seguidas. Nosotros utilizamos esta, que parece sacada de un fotomatón.

Estas son solo algunas de las pruebas que hicimos.


Como ya os conté, nos reímos un montón. A todo el mundo le gustó. incluso nos dijeron que si eso era ya la invitación. Estuvimos meditando como incorporarla, pero al final no lo hicimos porque Pablo ( ahora os explico) consiguió hacernos la mejor invitación que hubiéramos podido imaginar para nuestra boda.


Tal como os conté, una parte muy importante de la invitación provenía de Selfpackaging. Había visto las cajitas superchulas que tienen para cualquier cosa y como las puedes decorar tu mismo adoptándolas a tu propio estilo, y mi cabeza empezó a maquinar.  En enero teníamos ya las cajas, pero faltaba la invitación que iría dentro.


Teníamos una vaga idea de como queríamos que fuera, pero al carecer de los medios, no sabíamos que se podían hacer cosas tan chulas.
Nuestro amigo Julio nos comentó que Pablo, su cuñado, tenía maña para todo eso. Algo más que maña digo yo; porque nos ayudó a diseñar, no solo las invitaciones, sino otros detalles que después os contaré.

La imagen que queríamos era vintage, con un toque rockero y musical, tal como imaginábamos la boda. Pablo nos hizo diferentes modelos, pero faltaba algo y no sabíamos lo que era.

Al final a mi maridito se le encendió la bombilla; para que veáis que no todo lo he maquinado yo. Formamos un gran equipo!!!  Este fue el resultado.



A mi me encanta. Fue algo sencillo, pero con una idea clara. Las letras vintage sacadas de Dafont pero para las que Pablo hizo algún cambio para adaptarlo, sobre todo en las letras grandes, en nuestros nombres. El diseño del disco con las estrellas me encantó, y la impresión la hicimos imitando el papel kraft, para que armonizara con la caja.


El resto sí que fue cosa mía. Probamos varias cosas, pero al final nos decidimos por colocar una puntilla perpendicular a la cuerda que ataba a la cajita y decorarlo con un sellito que hice yo misma. Le añadimos unas tarjetitas que habíamos pedido a Yolanda de La Emperatriz y que nos personalizó, tal como le pedimos. Por detrás pusimos los nombres de los invitados con una rotuladora Dymo, que después también utilizaríamos para otros detalles. Esto si que es "hand made" y DIY.

 

 

El resultado fue este.



Aquí el arsenal de invitaciones.


Pero Pablo no solo nos ayudó con las invitaciones. Él también nos diseñó las chapas que pusimos en nuestra Mesa de Deseos para que todos los invitados estuvieran bien identificados, aunque al final acabaron todos con las dos, claro!! 



Finalmente nos diseñó la galleta para pegar en los CD´s de música que repartimos después del baile. Estos contenían las canciones que habían sonado en los momentos más importantes de la boda. Para hablaros de la música os dedicaré otro post. 
Ahora, al tener ya la invitación, y saber que más o menos debía ser ese el hilo conductor, Pablo lo tuvo más fácil. Ya sabia lo que queríamos, y no hizo falta hacer ni una prueba más.


El CD iba dentro de una cajita como las de las invitaciones. Esta vez, pusimos whasi tape musical que  le encargué a Vicky (fan fatal del scrapboking, y que por cierto, en otro post os tengo que enseñar el álbum de fotos regalo de mi despedida de soltera que hicieron sus manitas...Me rodeo de tantos artistas que cualquier día me dejo el entrecejo para ser Frida Kalho), le pusimos goma elástica para que fuera más seguro y no saliera volando, y un sellito de otra nota musical. Por detrás otro sellito de Yozokraft (share the hapiness with you).




Para rematar todo este currazo faltaban los supercarteles que nos diseño Coque Garcia. Estaban dispuestos en la Mesa de los Deseos, en el Photocall, en la Mesa de Detalles y en la barra libre. Más guays no podían ser, viniendo de un artistazo como mi primo político que pinta mucho mejor que Miró. Le auguro un gran futuro como diseñador. No dejéis de visitar su página en Facebook para ver otros de sus trabajos.



En el próximo post os contaré donde y como iban colocados cada uno de ellos. 

Y para acabar otra de las canciones de nuestra boda. 





lunes, 10 de junio de 2013

Un mes de casada. Nuestros atuendos casamenteros.

Ha pasado ya un mes desde el gran día, y todavía no se como empezar a contaros todo lo sucedido y todo lo trabajado. 
Todo salió bien, pero lo más importe es que fue un día especial y que todos lo pasamos genial.



Desde el momento en que decidimos organizar este sarao, Alfonso y yo nos volcamos en la organización. Con nuestros pocos medios económicos, nuestras cabecitas empezaron a funcionar como un perfecto reloj suizo. Sincronizadas y con las ideas muy claras.
Queríamos una boda especial, como todos los novios,claro, que fuera solo nuestra, y que reflejara como somos y todo aquello que nos gusta. 
Teníamos claro que no queríamos nada convencional que no nos gustase. 
Si nos casábamos debía ser como nosotros queríamos.
Y así fue.
 Desde nuestros vestidos a la ceremonia, pasando por el banquete y acabando con la fiesta.
Todo fue muy "Alf i Ruti".

Comenzaré hoy con la elección de mi vestido de novia y el traje del novio. 

Mi idea inicial era un vestido vintage, a ser posible de anticuario, pero cuando empecé a mirar precios tuve que volver a la realidad y asumir que quizá eso no sería posible.  A mis cábalas le ayudaron a convencerse mi cuerpo serrano, que no admite todo lo que mi mente desearía. y cuando me probé el primer vestido blanco estuve convencida que aquel no era el camino. 
Por eso el destino puso ante mi un precioso vestido verde de tul en Josephine, que al probármelo hizo iluminar mi cara con una enorme sonrisa. Era aquel, no había más. Elegí el color nude que considero que era más idóneo para la ocasión y además me iba perfectísimo con los colores que después elegiríamos para la decoración.


Los zapatos eran de Fosco. Rojos, como los de Dorita en el Mago de Oz, con dos lazos como la pajarita de Alfonso, que después os enseñaré. 


El tocado fue coseche propia, como el ramo. 


Fue algo que tenia muy claro, pues soy asidua al blog de Princes Lasserton y estaba enamorada de esos ramos desde hacía mucho tiempo. Utilicé pequeños detalles y tesoros que había ido recopilando: abalorios de pendientes desparejados o broches sin aguja que Sara siempre me guarda para que yo lo reaproveché en alguna de mis creaciones, tesorillos que mi suegra había guardado desde hacia tiempo, botones vintage de los rastrillos, un pendiente convertido en colgante que me hizo mi madre de esmalte, colgantes de mi hermana o una pulsera que mi sobrina me regalo formaban parte del ramo. Para mi era muy especial llevar todas aquellas cosas en el ramo ese día.


Los pendientes me costó decidirme ya que mi idea inicial eran piedras de colores para que contrastaran con el vestido.  Pero me enamoré de estos de la Joyeria Glois. Son de plata envejecida y para mi son preciosos. Fueron un regalo de mi madre.


Mi suegra me regalo la pulsera, que era un cordón muy sencillo de plata de Dijous.

 

Para el peinado confié en Esther de Villa Estilistas y supe que había acertado el mismo día de la prueba, cuando la gente por la calle me dijo que tanto el peinado como el tocado eran preciosos. Después de pasarme horas en Pinterest estaba convencida de que quería una trenza, ya que no era algo ajeno a mi, porque a veces me recojo el pelo así, con mi estilo y mi técnica, claro.

En cuanto al maquillaje tampoco vacilé. Jamás me había maquillado nadie, y lo quería tener fácil, así que le pedí a mi amiga Noe el número de su maquilladora, porque sabia que si me ponía solo la mitad de guapa de lo que estaba Noe en su boda, iba a parecer una estrella de cine. Y vosotros mismos podéis juzgar el resultado. Gracias Vane!!

Elegí un conjunto de ropa interior en color crema de Passionata, que es supercómodo y me encanta y por supuesto, medias de rejilla. La liga me la hizo mi madre de bolillos.

Alfonso, al contrario que yo, lo tenía claro desde un principio. El quería un traje de Boardwalk Empire!!! Nada de trajes con chalecos relucientes y corbatas imposibles. Quería una pajarita!! Y para mi no ha habido ni habrá novio más guapo. Pero, ¿que voy a decir yo si soy su esposa?



El traje era de Zara, al igual que la camisa. Después de buscar en algunas tiendas de trajes de novios, acabó allí. Moderno y precioso, le quedaba como un guante.¡Que guapo!

La pajarita y los gemelos los encontramos en Etsy, porque nos paso igual que con el traje. En tiendas no había nada que nos gustase. 
Hatomic son pajaritas hechas a mano, con telas y colores preciosos.  Además de pajaritas también hace corbatas, bolsos y complementos de chicos.
Los gemelos son de Lauren Love también en Etsy. Nos parecieron divertidos y originales.

       

Los zapatos de Alfonso son también de Fosco. Y los compró antes que el traje, por lo tanto, imaginad si lo tenia claro. Además quiso llevar los pendientes de siempre, los de todos los días. 


Para acabar con el look "ley seca" que buscaba se decidió por unos tirantes en lugar de cinturón. Aunque debo confesar que me preocupaba un poco que acabase pareciendo Steve Urkel, al final estaba muy guapo y consiguió ser un novio realmente original y diferente. 


Alfonso llevaba mi toque "hand made" en el prendido o boutonier. Para ello además e botones vintage de rastrillo, utilicé un antiguo gemelo de su abuelo que mi suegra me regaló para utilizar en el ramo. También los prendidos de mi padre, el padrino, y mi cuñado, el testigo, estaban hechos a mano.


Así que estos somos nosotros. Y así estábamos de guapos.



Algunas de las fotos de esta entrada son de Leticia Reig
Aprovecho para contaros lo contentos que estamos con la elección de nuestra fotógrafa para la boda. Sin conocerla de nada, me enamoré de su trabajo cuando lo vi en Internet. Y ahora después de ver el resultado, no puedo estar más contenta. Leticia tiene la capacidad de fotografiar aquello que estas sintiendo en cada momento y tiene la virtud de estar sin estar, de colocarse en el sitio adecuado para que te sientas cómodo, sin notar su presencia, para que seas natural y así poder fotografiarte tal como eres. Os invito a que veáis su trabajo en su pagina web, en su blog o en su facebook
 Además os dejo con una entrada que nos dedicó en su blog y  un vídeo donde aparecen todas las fotografias de boda que han sido elegidas por la Union Wep de fotógrafos de boda como las mejores, entre las cuales hay una de nuestra boda.